In order to view RSCoolMp3Player you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Mensaje del alcalde

CONSTRUYAMOS JUNTOS UN MEJOR DESTINO

 

El 1.° de mayo del 2020 inauguramos, en un contexto inédito, los trabajos de la nueva administración municipal y al mismo tiempo damos comienzo a las labores de nuestro Concejo Municipal, ante el que me presento con lealtad y respeto.

Quiero expresar que los sueños, aspiraciones y deseos para que construyamos juntos un mejor cantón, y un mejor destino para Goicoechea, están intactos, no obstante, los acontecimientos derivados de la pandemia mundial de COVID-19 que conmueven los cimientos de este soberbio proyecto nacional que es Costa Rica no pueden sernos indiferentes, porque la salud de todo nuestro pueblo se encuentra amenazada.

Hoy, los costarricenses tenemos la certeza de que la institucionalidad democrática funcionará; que el sistema de salud pública, que es de los mejores del mundo, nos protegerá; que la experiencia educativa, fuente de civilización y cultura, nos ayudará, y que nuestra capacidad de convivencia, pero sobre todo nuestra identidad como pueblo libre y solidario serán suficientes para asegurar la supervivencia y la calidad de vida de la mayoría de sus habitantes.

Sin embargo, tenemos que desprendernos de vanidades y presunciones, porque si queremos ayudar a nuestro pueblo debemos superar este tiempo difícil, en el que salvar la vida puede significar perder el empleo y en el que quedarse en casa puede no ser una opción para quien no tiene nada qué comer.

Vengo impulsado por el más sincero espíritu de humildad, me inclino reverente ante Dios y la voluntad de un pueblo que me ha honrado con su confianza para asumir la Alcaldía y acato disciplinadamente la orden que se ha dado en las recientes elecciones de asumir la administración y conducción de los asuntos de la Municipalidad de Goicoechea en el más difícil y complicado momento de su historia.

Agradezco la confianza que han depositado mis conciudadanos, a quienes invito a compartir las duras y difíciles tareas de un gobierno local, que no es una isla, sino que está unido de manera irreductible a nuestra provincia y nuestro país.

Necesito la ayuda de todos, de nuestro Concejo, de nuestros compañeros y compañeras de la administración municipal, de toda la estructura organizativa municipal, de los vecinos y líderes de cada distrito, de los empresarios, de las organizaciones económicas, sociales, religiosas, culturales y educativas, de los productores y de los comerciantes, de los jóvenes, los adultos mayores y de nuestra niñez. De quienes cuentan con mejores oportunidades y de los más necesitados de nuestro cantón, de las mujeres y los hombres de Goicoechea, necesitamos del apoyo de todos los que habitamos este maravilloso cantón, porque solo juntos podremos salir adelante.

Sin la ayuda de ustedes, sin el apoyo de ustedes, sin su auxilio y sin la inspiración divina no podremos superar este periodo complicado que vive la humanidad y nuestra sociedad.

Por eso es que hoy les pido su asistencia y su comprensión, para replantear las prioridades que con tanto afán y con tanta ilusión nos trazamos hace tres meses.

Nuestro programa y nuestras ideas, están sustentados en un contexto de normalidad, pensábamos que solo era cuestión de tiempo para que nos dedicáramos a pulir y elaborar los planes de arranque de la Alcaldía y comenzar a enfrentar el desafío de recuperar las posiciones que habíamos perdido en estos diez años en el índice de gestión municipal.

Pero es otra la situación y es otra la acción municipal en medio de la pandemia que hoy nos lleva al confinamiento domiciliar y paraliza la actividad productiva, económica y comercial, el sustento de la vida y el desarrollo de nuestro cantón.

La prioridad ahora es combinar la atención de una crisis de salud y una crisis económica donde la incertidumbre y el miedo gobiernan y desplazan la seguridad, paciencia y buen juicio de nuestra gente y de nuestro pueblo.

Debemos entonces ajustar, elaborar y poner en marcha un plan de contingencia cantonal que nos permita superar la crisis para enfrentar el empobrecimiento que se cierne sobre nuestros hogares e iniciar una acción para contener la miseria y la pobreza que comienzan a aumentar y castigar a los habitantes del cantón.

Esta Alcaldía viene provista de una visión y una misión para atender la emergencia nacional que afecta directamente nuestras estrategias para el desarrollo cantonal.

Creo que si todos los vecinos de este cantón y los representantes de todos los sectores económicos y sociales nos unimos no será difícil salvar la salud y reactivar nuestras actividades económicas y productivas.

Sin embargo, la tarea más difícil que el destino ha puesto sobre nuestras manos es recuperar ciertos valores morales, que son indispensables para reunir la voluntad y la fuerza suficientes y arremeter contra los problemas económicos y sociales que dejará la pandemia en los próximos meses.

Como cantón necesitamos restablecer el patriotismo por encima de nuestras diferencias partidistas, de discrepancias, de intereses o de posiciones egoístas e insensatas.

Necesitamos como primera acción municipal que nos distinga recuperar y reforzar ahí donde hubiera sido debilitado un profundo, un sincero sentimiento de solidaridad humana entre todos los habitantes de este cantón.

Que nadie sea insensible ante el dolor, ante la pobreza, ante el hambre de sus semejantes, que nadie ensanche su egoísmo, sino que despliegue toda la fuerza de la solidaridad entre todos los habitantes de este hermoso país que llamamos Costa Rica.

Como primera acción municipal, vamos a trabajar de manera imperativa y urgente en un replanteamiento de los gastos y las inversiones municipales ante la inminente merma de nuestros futuros ingresos.

Debemos prevenir que la situación sea controlada con un ejercicio presupuestario responsable y solidario. Debemos comprender que la crisis que estremece a Costa Rica no deja de tener su impacto en el proyecto que hemos denominado Construyamos juntos un mejor cantón, por lo que es urgente trabajar en redistribuir las cargas de la crisis que atraviesa nuestro pueblo.

Como municipalidad debemos ser los primeros en dar un paso para reducir el peso de una crisis que esta sobre las espaldas de los sectores más pobres y desfavorecidos de la población costarricense donde un cantón como el nuestro no es homogéneo social ni económicamente, porque lo que se manifiesta a nivel territorial es un desequilibrio entre zonas muy desarrolladas social y económicamente y zonas sumamente pobres.

Reitero el llamado a la solidaridad, porque es el sustento de una estrategia municipal y nacional que busca elevar el espíritu y la conciencia de nuestro pueblo para frenar y atajar los intentos de dividirnos entre quienes más tienen y los más desposeídos, entre empresarios y funcionarios, entre empleados públicos y privados, entre patrones y trabajadores.

Aquí nos necesitamos todos, pero juntos, para desarrollar las metas de nuestro cantón, porque solo juntos podemos hacer realidad nuestro destino.

Es necesario recobrar, en donde se haya perdido, y levantar como un fuerte viento y como aire nuevo la mística por el trabajo, la mística por el servicio, a nuestros contribuyentes y por todos los habitantes que conformamos nuestro cantón.

Es necesario que a partir de ahora comprendamos que si queremos vencer los retos de la pandemia, la recuperación económica es un desafío en el futuro de nuestro cantón y del país, así que debemos cumplir fielmente los deberes de nuestro destino.

Se nos han entregado responsabilidades ineludibles, Goicoechea es hoy nuestro trabajo, nuestro deber, debemos entender que para tener el derecho de administrar lo primero es cumplir los deberes de servicio con los demás.

He venido despojado de vanidades, liberado de todo tipo de ambiciones que no sean parte de las prioridades de mi pueblo, solo tengo una profunda, una inmensa ambición y es poder servirle no solo bien, sino mejor a mi pueblo y a la gente de este formidable cantón.

Tengo la firme convicción de que encontraré en este ámbito y en todos los espacios disponibles de nuestras comunidades las condiciones para fortalecer las metas que nos permitan salir de esta crisis que se nos aproxima y amenaza con destruir muchos de los sueños que tenemos sobre el porvenir.

Vamos a trabajar en la construcción de una municipalidad solidaria, una municipalidad abierta, una municipalidad digital, una municipalidad eficiente, una municipalidad unida, una municipalidad que eleve paso a paso su índice de gestión por su sensibilidad, por su compromiso, por su sentido de la cooperación y por el rescate gradual y progresivo de nuestro valor de servicio a nuestros semejantes.

Hoy es tiempo para reforzar la fe en nuestro destino nacional, pero en especial para ensanchar la fe en nuestro desarrollo local. Vamos a unirnos para que juntos sumemos nuestra energía material y espiritual y marchemos juntos hacia un futuro de progreso económico, de justicia social y de equilibrio ambiental para todos los habitantes de nuestro cantón. Que Dios nos guíe con sabiduría en nuestro empeño de engrandecer este cantón y servirlo siempre con integridad y lealtad.

 

Fraternalmente,

 

Lic. Rafael A. Vargas Brenes

 

rafael-vargas 

 

 

 

Copyright 2016 Mensaje del alcalde. Municipalidad de Goicoechea
Templates Joomla 1.7 by Wordpress themes free